Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

La Policía Local detiene a once personas durante los últimos días

Fuente:

A diez por delitos contra la seguridad vial y uno por violencia de género

La Policía Local detiene a once personas durante los últimos días

La Policía Local de Totana ha detenido a un total de a once personas durante los últimos días, más concretamente, desde el pasado día 21 de mayo: a diez por delitos contra la seguridad vial y uno por violencia de género, según informan fuentes de la Jefatura. 

El primero de ellos fue en la citada fecha por  presunto  delito  contra  la  seguridad vial, cuyos hechos ocurrieron  sobre las 5:15 horas, cuando una  furgoneta, modelo Renault, circulaba por la avenida Juan Carlos I, y su conductor se   quedó  dormido  conduciendo, y  parado  en  un  carril  de circulación,  con  el  consiguiente  peligro  para los demás conductor. Los agentes  dieron  unos  golpes  al cristal, pues no sabían en principio, qué tipo  de  asistencia necesita el conductor. 

Al percatarse el conductor de la presencia policial, rápidamente arrancó el vehículo, marchándose del lugar,  siendo  interceptado  inmediatamente.  Al  preguntarle sobre lo sucedido, y debido al habla pastosa y al fuerte olor a alcohol que desprendía,  siendo  estos  unos  de  los síntomas evidentes de ir bajo los efectos  del alcohol, se le requirió para que voluntariamente realizara las pruebas de determinación del grado de impregnación alcohólica por el método del  aire  espirado,  arrojando  un  resultado  de  0,79  mg/litro en aire espirado,  siendo  detenido  por  conducir  un  vehículo  a  motor, bajo la influencia  de  bebidas  alcohólicas  y  superar la tasa de alcohol en aire espirado   superior  a  0,60  mg/litros. El  vehículo  fue  depositado  en dependencias municipales, y el detenido puesto a disposición judicial.

El día 22 de mayo tuvo lugar una detención por  presunto  delito  contra  la  seguridad vial, cuyos hechos tuvieron lugar sobre las 23:00 horas, y gracias a la colaboración  ciudadana, que comunicó los  hechos, de que un conductor con evidentes de embriaguez,  se montó en su turismo, Peugeot 207,  desplazándose  una  patrulla  de  Policía  Local  y  siendo localizando  dicho  vehículo,  en  la calle  La  Cárcel. Al identificar al conductor,  pudieron  comprobar que efectivamente éste desprendía un   fuerte  olor  a  alcohol,    por  lo  que  se  le  requirió  para  que voluntariamente  realizara  las  pruebas  de  determinación  del  grado  de impregnación  alcohólica  por  el  método  del  aire espirado, arrojando un resultado  de  0,77 mg/litro en aire espirado, siendo detenido por conducir un vehículo a motor, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/litros. El vehículo fue depositado  en dependencias municipales, y el detenido puesto a disposición judicial.

Además  ese  mismo  día,  un  conductor  de  una  furgoneta,  se personó en dependencias  policiales para denunciar que su vehículo estaba estacionado en una  calle  de Totana y otro vehículo lo había golpeado, dándose a la fuga. Ante   estos  hechos, la Policía  Local inició  la  correspondiente investigación,  para  el  esclarecimiento de dicho accidente, llegando a la conclusión  que  los  hechos no ocurrieron como fueron denunciados sino, al contrario: fue  este conductor denunciante, quien ocasionó el accidente y se dio  a  la  fuga, por lo que ante estos hechos, a dicho conductor se le han abierto diligencias judiciales, por denuncia falsa.

El 24 de mayo se detuvo a una persona por  un presunto delito contra la seguridad vial, cuyos hechos se desarrollaron sobre  las  6:35 horas, en la avenida Juan Carlos I, en uno de los controles  establecidos  en  los  diversos  puntos  de  la  población, para controlar  las  medidas  sanitarias  del transporte de personas y evitar el contagio del COVID-19: se le dio el alto a una furgoneta, Mercedes Vito, la cual  incumplía el límite máximo de personas en el vehículo establecido por el  estado  de  alarma. Se procedió a la identificación del conductor, intentando dar datos falsos, pero siendo descubierto fácilmente por los agentes policiales. 

Una vez identificado correctamente, se pudo  comprobar  que  esta  persona  no  había  poseído nunca el permiso de conducir,  por  lo  que  fue  detenido  y   puesto a disposición judicial y denunciado  por  infracción  a las normas del estado de alarma. El vehículo fue depositado en dependencias municipales.

El 29 de mayo se detuvo a dos personas por un presunto delito contra la seguridad vial. El  primer detenido fue como consecuencia de una accidente de circulación en la intersección de las calles Alcón Molina con Virgen de Covadonga, en la que uno de los vehículos no había respetado la señal de prioridad en dicho cruce. La rápida intervención de una patrulla de Policía Local, que se personó en el lugar, permitió realizar las correspondientes  pruebas, para determinar el grado de alcohol en sangre. De  los  dos  conductores, la  conductora  de  la furgoneta, dio un resultado superior a 0.60 mg/litros, además de presentar los  típicos síntomas de ir bajo la influencias de las bebidas alcohólicas.

Esta  persona  fue  detenida  por  un  presunto  delito de conducción de un vehículo  a  motor,  bajo la influencia de bebidas alcohólicas y superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/litros. El vehículo fue depositado en dependencias municipales, y el detenido puesto a disposición judicial.

La segunda detención en esta jornada corrió a cargo de una patrulla del turno del noche, cuando ésta circulaba por el barrio de Los Conquistadores, y observaron  una  furgoneta  que  circulaba  de  una manera anormal,  muy  despacio y en zigzagueando. Ante esos hechos, le dieron el alto  con  señales  acústicas  y sonoras, frenado en varias ocasiones, como consecuencia de no controlar los mecanismos del vehículo. Una vez parado, este vehículo volvió a reanudar la marcha, volviendo a parar de nuevo.

El conductor, con evidentes síntomas de ir bajo los efectos del alcohol, se le  invitó a  realizar  las correspondientes pruebas de alcoholemia, se le explicó una  y  otra  vez  la  forma  de realizarla, y a pesar de las explicaciones policiales,  no  pudo colocar la boquilla en el etilometro. Al final, se le pudo  realizar  la  prueba,  dando  una  resultado de 1,16 mg/litro en aire espirado. Este conductor, aun así, quería volver a conducir, porque decía que  se encontraba  bien  para  conducir.  Esta persona fue detenida por un presunto delito  de conducción de un vehículo a motor, bajo la influencia de bebidas alcohólicas  y  superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/litros.  El  vehículo  fue  depositado en dependencias municipales, y el detenido puesto a disposición judicial.

El 30 de mayo se registró una detención por  un presunto delito contra la seguridad vial: los hechos ocurrieron  sobre  las  8:00  horas,  en el Paso de María Jesús, en uno de los controles  establecidos  en  los  diversos  puntos  de  la  población, para controlar  las  medidas  sanitarias  del transporte de personas y evitar el contagio  del  COVID-19. Se le dio el alto a un turismo, para comprobar si cumplía   las   normas   establecidas   por  el  estado  de  alarma,  a  la identificación  del  conductor,  comprobándose que esta persona le había sido retirado  el  permiso  de  conducir  por  orden judicial. Por lo tanto, fue detenido  por  un  presunto  delito  contra  la  seguridad vial y  puesto a disposición   judicial. El   vehículo   fue  depositado  en  dependencias municipales.

El 31 de mayo fueron dos los detenidos por un presunto delito contra la seguridad vial. El  primero de ellos fue en la tarde de ese día como consecuencia de  la  colaboración ciudadana, que siguió a un vehículo, que circulaba por la  calle  Mayor Sevilla, haciendo zigzag e invadiendo el carril contrario, con el consiguiente peligro para los demás usuarios de la vía. Una patrulla se desplazó hacia dicho lugar, localizando al  vehículo por dicha zona. 

El conductor, cuando se bajó del vehículo, no se podía poner en pie, y se tuvo que apoyar en el coche al tiempo que no le salía el habla, y era incapaz de realizar la prueba  de  alcoholemia. Al  final consiguió realizar las correspondientes pruebas para  la  determinación del grado de alcohol en sangre; resultado que de los dos conductores, la conductora de la furgoneta, dio un resultado de  1.14  mg/litros  de alcohol en aire espirado. Esta persona fue detenida por  un  presunto  delito  de  conducción  de  un vehículo a motor, bajo la influencia  de  bebidas  alcohólicas  y  superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a  0,60 mg/litros. El  vehículo fue depositado en dependencias municipales, y el detenido puesto a disposición judicial.

El  segundo detenido, también fue en la tarde del día 31, cuando una  patrulla  circulaba  por  el  barrio  de La Cerámica, observó una furgoneta  que  circulaba  con  luz de carretera por la población, con lo que originaba deslumbramiento a  los  demás  usuarios de la vía. Ante esos hechos, le  dieron alto a la furgoneta, y procedieron a sancionar al conductor,  identificándolo. 

Al acercarse la patrulla a la ventanilla, el conductor, desprendía un fuerte olor alcohol y con evidentes síntomas de ir bajo los efectos del  alcohol, se  le invitó a realizar las correspondientes  pruebas  de  alcoholemia, arrojando un resultado  de 0,87 mg/litro en aire espirado. Esta persona fue detenida por un presunto delito de  conducción  de  un  vehículo  a  motor,  bajo  la influencia de bebidas alcohólicas y superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/litros, siendo puesto a disposición judicial.

El mismo día 31 de mayo tuvo lugar la detención de una persona por un presunto delito de violencia de género. En la noche de esa jornada, se recibió una llamada en la sala 092 de la Policía Local de una mujer muy alterada que manifestaba que la pareja de su hija la estaba estrangulando. Personada de inmediato la patrulla  en el lugar de los hechos, al entrar en la  vivienda empezaron a  percibir gritos, observando en el interior a tres mujeres muy alteradas intentando separar a un hombre de una mujer. 

Una vez calmada  la  situación,  se pudo observar  que una de las mujeres tenía enrojecido el cuello, y manifestó a los agentes que el hombre era su pareja y que había intentado asfixiarla. El  varón  fue detenido por los agentes de la Policía Local por un supuesto delito de violencia de género y entregado en el Cuartel de la Guardia Civil  de Totana, que continuó con las diligencias oportunas para su puesta a disposición judicial.

Por último, el pasado 1 de junio, se detuvo a una persona por  un  presunto  delito  contra  la seguridad vial,  cuando  una  patrulla  de  Policía  Local circulaba, de madrugada, por el barrio de los Conquistadores, y observaron un turismo que circulaba  con  las  luces de  emergencia  encendidas, los 4 intermitentes encendidos, además de circular a muy baja velocidad.

Ante esos hechos, se interesaron  por  el  conductor, por si había sufrido alguna emergencia, le dieron alto al turismo, comprobando que al conductor no le pasaba nada, sino  que  desprendía un fuerte olor alcohol y con evidentes síntomas de ir bajo  los efectos del alcohol. Se le invitó a realizar las correspondientes pruebas  de  alcoholemia,  dando  una  resultado  de  0,94 mg/litro en aire espirado. Esta persona fue detenida por un presunto delito de conducción de un vehículo a motor, bajo la influencia de bebidas alcohólicas y superar la tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/litros, siendo puesto a disposición judicial.

La Policía Local detiene a once personas durante los últimos días, Foto 1

Comenta este artículo en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre este artículo a los administradores de Totana.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 202271
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L. a tratar dichos datos de forma informática y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@totana.com
Totana.com