Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

Paso la palabra. Para meditar cada día: 16/1/2021

Paso la palabra. Para meditar cada da
Paso la palabra. Para meditar cada día: 16/1/2021
Por Jesús Aniorte

1. Preparacin

Seor, aqu estoy delante de ti. Aydame a tomar conciencia viva de que t ests conmigo siempre. Est donde est, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oracin me sea provechoso. Que vea claro qu quieres de m. Dame un corazn nuevo, que me gue por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Seor. Soy todo tuyo. Haz de m lo que t quieras. Amn.

Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Djate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexin te basta, qudate ah, no prosigas.

2. La palabra de Dios

En aquel tiempo, los discpulos de Juan y los fariseos estaban de ayuno. Vinieron unos y le preguntaron a Jess: "Los discpulos de Juan y los discpulos de los fariseos ayunan. Por qu los tuyos no?" Jess les contest: "Es que pueden ayunar los amigos del novio mientras est con ellos? Mientras tienen al novio con ellos, no pueden ayunar. Llegar un da en que se lleven al novio; aquel da s que ayunarn". Nadie le echa un remiendo de pao sin remojar a un manto pasado, porque la pieza tira del manto -lo nuevo de lo viejo- y deja un roto peor. Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos" (Marcos 2, 18-22).

1 Nuevo enfrentamiento de los fariseos con Jess. Ahora por cuestin del ayuno, que ellos hacan y los discpulos de Jess, no. Preguntan a Jess: "Los discpulos de Juan y los discpulos de los fariseos ayunan. Por qu los tuyos no? El ayuno era prctica penitencial frecuente en la religiosidad juda del Antiguo Testamento, del tiempo de la espera del Mesas. En los tiempos de Jess, los judos piadosos y los fariseos, adems del ayuno mandado del Da de la Expiacin, ayunaban dos veces por semana para expiar los pecados y acelerar la venida del Mesas. Pero ahora, el Mesas ya est en medio de ellos. Cristo es el novio, el esposo esperado. De ah la respuesta que les da Jess: "Es que pueden ayunar los amigos del novio mientras est con ellos? Es decir, cmo van a estar tristes y en ayunos continuos, si con l ha entrado la salvacin en el mundo, si ha comenzado el banquete de bodas del Reino de Dios? sta no es la hora del llanto, del lamento y la penitencia - viene a decirles Jess, defendiendo a sus discpulos-, sino de la fiesta, de la alegra y del jbilo.

2 Era la diferencia que notaba la gente entre la religiosidad de los fariseos y la de Jess y los suyos: aqullos, rgidos, obsesionados por las leyes y los ayunos; Jess y los suyos no tienen inconveniente en participar en fiestas y celebraciones. A veces los cristianos no parece que sigamos en el Antiguo Testamento? No reflejamos ni mucho menos la alegra de la fiesta que vivimos en y con Cristo. Como si ser cristiano supusiera una pesada carga que nos ahoga la alegra! Como si a Dios slo le agradara lo que nos hace sufrir!... Haznos, Seor, experimentar el jbilo de la salvacin, la alegra de vivir contigo. Y que seamos testigos alegres de tu Reino. A veces se ha acusado al cristianismo y no sin motivo- de religin triste y de los tristes. Cuando nadie tiene ms motivos para la alegra que nosotros. De hecho, los mrtires iban al martirio cantando; y los santos, aun en la enfermad, la calumnia o los contratiempos, conservaban la paz y la alegra. Seor, si estamos contentos de ser de los tuyos y de estar contigo, que lo mostremos!

3 Nadie echa vino nuevo en odres viejos...., a vino nuevo, odres nuevos. Cristo no ha venido a poner un remiendo a la religin antigua, estableciendo unos ritos o prcticas ms o menos renovadas. En Cristo comienza algo nuevo, una nueva era, el reino de Dios, la nueva alianza, cuya ley es el amor. Para Cristo la religin no puede reducirse a las meras prcticas externas y a ritos. De nada sirven stos si no estn cargadas de amor. Nuestras prcticas religiosas estn impregnadas del nuevo espritu del amor, o nos limitamos a cumplir, a hacer simplemente lo mandado? Por ejemplo, celebro la eucarista, rezo el rosario, y a lo mejor, Laudes y Vsperas y otras devociones, etc.; pero con qu espritu lo hago? Hay amor, o mera rutina, o hasta orgullo y ostentacin de lo bueno que soy? Seor, dame tu Espritu, para que todo lo realice con amor y por amor.

3. Dilogo con Dios

A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregntate qu te pide el Seor... Hblale como a un amigo. Pdele perdn, dale gracias. Escucha en tu corazn qu te dice el Seor. Pide que te ayude para poder llevar a la prctica los deseos que han surgido en tu corazn.

16/1/2021


  • Artculos de "Al hilo de la vida y de mis reflexiones"
  •  
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información