Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

Paso la palabra. Para meditar cada día: 25/5/2022

Paso la palabra. Para meditar cada da
Paso la palabra. Para meditar cada día: 25/5/2022
Por Jesús Aniorte

1. Preparacin

Seor, aqu estoy delante de ti. Aydame a tomar conciencia viva de que t ests conmigo siempre. Est donde est, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oracin me sea provechoso. Que vea claro qu quieres de m. Dame un corazn nuevo, que me gue por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Seor. Soy todo tuyo. Haz de m lo que t quieras. Amn.

Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Djate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexin te basta, qudate ah, no prosigas.

2. La palabra de Dios

En aquel tiempo, dijo Jess a sus discpulos: "Dentro de poco ya no me veris, pero poco ms tarde me volveris a ver." Comentaron entonces algunos discpulos: "Qu significa eso de "dentro de poco ya no me veris, pero poco ms tarde me volveris a ver", y eso de "me voy con el Padre"?" Y se preguntaban: "Qu significa ese "poco"? No entendemos lo que dice." Comprendi Jess que queran preguntarle y les dijo: "Estis discutiendo de eso que os he dicho: "Dentro de poco ya no me veris, pero poco ms tarde me volveris a ver"? Pues s, os aseguro que lloraris y os lamentaris vosotros, mientras el mundo estar alegre; vosotros estaris tristes, pero vuestra tristeza se convertir en alegra." (Juan 16, 16-20).

1. "Dentro de poco ya no me veris Vuelve Jess a hablar a los discpulos de separacin. Pronto van a dejar de ver al Maestro. Es lgico que esto les preocupara y entristeciera. Qu van a hacer ellos si el Maestro no est con ellos? Tambin nosotros necesitamos a Jess en medio de nosotros, para seguir creciendo como creyentes, para no desviarnos de su camino, para no decaer en la dificultad. Pero a veces el Seor se nos oculta Y es lgico entonces sentirnos tristes. Lo verdaderamente triste sera no entristecernos. Porque, Seor, sera signo de que nos da lo mismo estar contigo que estar sin ti. Y eso, no, Seor. No tenerte y no echarte de menos? Cmo te buscaremos, si no sentimos necesidad de ti? Seor, que nunca dejemos de necesitarte. Que te busquemos, como la Magdalena te buscaba en el huerto, desconsolada, despus de ver el sepulcro vaco. Qu oscura tristeza, Seor, no tenerte y no echarte de menos! No lo permitas, Seor. Es tan amargo!

2. pero poco ms tarde me volveris a ver. Pues s, os aseguro que lloraris y os lamentaris vosotros, mientras el mundo estar alegre; vosotros estaris tristes, pero vuestra tristeza se convertir en alegra." El alejamiento de Jess, su ocultamiento, no ser algo definitivo. La Pasin y la Cruz les ocultarn a Jess. La noche va a caer sobre ellos y se adentrar en sus corazones. Jess -la Luz- va a quedar oculto en el sepulcro. Mientras, el mundo estar alegre, es decir, los incrdulos se alegrarn pensando que han vencido y han eliminado al Nazareno que tan incmodo les resultaba. Pero, en la Resurreccin, la Luz estallar de nuevo en medio de ellos. Las apariciones del Resucitado lo volver a iluminar todo y desterrar la tristeza del corazn de los discpulos. Y el llanto se convertir en gozo y en ganas de vivir y de seguir los caminos del Maestro. Tambin para nosotros, en el camino de la fe, llega a veces la oscuridad, la aridez espiritual, la duda: nada nos dice la Palabra de Dios, la liturgia nos aburre, nos resulta difcil orar... Pero, Seor, que en esos momentos oscuros, sigamos esperando, creyendo que, aunque no te veamos, t caminas con nosotros. Y, si perseveramos, t cumplirs tu promesa de que nuestra tristeza se convertir en alegra.

3. Hoy, Seor, termino orando con este himno de la liturgia, en Laudes:

Estate, Seor, conmigo /siempre, sin jams partirte,

y cuando decidas irte, / llvame, Seor, contigo;

porque el pensar que te irs / me causa un terrible miedo

de si yo sin ti me quedo, / de si t sin m te vas.

Llvame en tu compaa / donde t vayas, Jess,

porque bien s que eres t / la vida del alma ma;

si t vida no me das, / yo s que vivir no puedo,

ni si yo sin ti me quedo, / ni si t sin m te vas.

Por eso, ms que a la muerte, / temo, Seor tu partida

y quiero perder la vida / mil veces ms que perderte;

pues la inmortal que tu das / s que alcanzarla no puedo

cuando yo sin ti me quedo, / cuando t sin m te vas. Amn.

3. Dilogo con Dios

A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregntate qu te pide el Seor... Hblale como a un amigo. Pdele perdn, dale gracias. Escucha en tu corazn qu te dice el Seor. Pide que te ayude para poder llevar a la prctica los deseos que han surgido en tu corazn.

25/5/2022


  • Artculos de "Al hilo de la vida y de mis reflexiones"
  •