Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

La lluvia acompañó a Santa Eulalia de Mérida en su tradicional bajada de su santuario

Fuente:

A pesar de las inclemencias del tiempo, más de 8.000 personas participaron en la jornada festiva

Santa Eulalia de Mérida bajó el pasado 8 de diciembre desde su ermita hasta Totana. Acompañada por numerosas personas, la patrona de la ciudad realizó el camino de descenso desde su santuario a la ciudad, cuando sólo faltaban dos días para que se clausurara el Año Jubilar.

El tiempo quiso poner a prueba el cariño de los totaneros a su patrona y éstos respondieron mostrándole una vez más, y a pesar de la lluvia, fervor y devoción. La lluvia que cayó y el ambiente frío no impidió que numerosas personas acompañaran a la patrona en la jornada de la bajada desde su ermita.

Totana vivió pues uno de sus días grandes con la tradicional bajada de Santa Eulalia desde el santuario de La Santa, hasta el casco urbano totanero. Alrededor de 8.000 personas, según informaron fuentes de la Policía Local, participaron en esta jornada festiva. Una jornada en la que los paraguas se convirtieron en un elemento más de la romería.

Desde la madrugada, grupos de personas comenzaron a congregarse en el paraje de La Santa, donde, para afrontar el frío, encendieron fogatas y cocinaron migas, carnes y embutidos, además de endulzar sus gargantas con vino y la típica mantellina. Además, ya por la mañana, pudieron dar cuenta del chocolate al que tradicionalmente invita la Concejalía de Festejos en este día. No quedó prácticamente ni una gota de los 300 litros que se habían realizado.

A las 8 de la mañana tuvo lugar la santa misa en la ermita. Mientras, la lluvia hizo su aparición y los paraguas comenzaron a abrirse. A las 9, el volteo de campanas acompañaba la salida de la imagen del interior de su ermita. La patrona iba protegida con un chubasquero de color rojo sobre su traje rojo martirio.

El gentío que se congregaba en el atrio del santuario la recibió con vítores y aplausos. Delante de ella, portando el cetro, el nuevo mayordomo de La Santa, Alfonso Martínez Martínez, elegido este mismo año.

Discurrió así un camino en el que la imagen estuvo arropada por el cariño y fervor de numerosos totaneros, así como de personas llegadas de fuera del municipio que quisieron participar en esta jornada.

Los siete kilómetros de camino se hicieron entre el cántico de las cuadrillas, que dedicaban bellas y tradicionales canciones a la patrona, que emergía entre la riada humana sobre su trono adornado con flores, portado a hombros por los hermanos de La Santa.

Alrededor de las doce, la imagen llegó, como es tradición, al paraje de El Rulo, donde fue recibida por autoridades civiles y eclesiásticas, así como por vecinos que no la habían acompañado en su camino de descenso desde su santuario.

La Banda de la Agrupación Musical de Totana entonó el Himno Nacional, se disparó una traca como homenaje y recibimiento a Santa Eulalia y se entonó el himno de la Santa.    Desde allí, y en comitiva, la patrona fue portada hasta la ermita de San Roque, con una lluvia ya bastante intensa.

La lluvia acompañó a Santa Eulalia de Mérida en su tradicional bajada de su santuario, Foto 1
La lluvia acompañó a Santa Eulalia de Mérida en su tradicional bajada de su santuario, Foto 2
La lluvia acompañó a Santa Eulalia de Mérida en su tradicional bajada de su santuario, Foto 3
La lluvia acompañó a Santa Eulalia de Mérida en su tradicional bajada de su santuario, Foto 4
Totana

Comenta esta noticia en Facebook

Totana.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información