Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

Una tarde con la abuela de la pedanía del Paretón

Fuente:

Águeda Martínez Crespo es la persona más mayor de esta diputación totanera

Es una mujer llena de dulzura y ganas de vivir, con un estado de salud envidiable y una agilidad suprema a sus 98 años de edad. Águeda ha vivido de todo: guerra, hambre, la transición española..., y un sinfin de experiencias. Ella ha podido ver la evolución de nuestro pueblo, de nuestro país y de nuestras gentes. Una señora querida y recordada por todos.

Eran las doce y media del mediodía cuando llegamos a su pequeña casita. Águeda estaba recogiendo su dormitorio y preparando su comida, también se había acicalado para la entrevista porque a sus 98 años de edad Águeda no ha perdido su coquetería. Se puso muy contenta cuando le dijimos que le íbamos a realizar una serie de preguntas para elaborar un reportaje para nuestro periódico, «Línea Local».

Águeda vive sola en su casa, en Los Serranos, y sus sobrinas van a verla varias veces al día para asegurarse de que está bien; es una mujer muy independiente. Después de la muerte de su esposo Águeda vivió un tiempo en casa de su sobrina, pero luego decidió volver a su hogar. Junto a su casa vive una familia árabe que tiene dos niñas que llaman a Águeda "abuela". Las pequeñas quieren mucho a Águeda y pasan bastante tiempo en su casa haciéndole compañía, y alegrándole su soledad.

Aunque Águeda es muy mayor, no ha perdido la vitalidad ni el amor por realizar sus labores; le gusta limpiar, cocinar, y sobre todo coser. Nos dijo un pequeño secretillo: le hubiese gustado ser modista pero lo que sucedió es que su padre no le dejó ir a Totana a aprender todo sobre el oficio. A pesar de esto Águeda sabe coser chalecos, camisas, calzoncillos..., pero le queda una inquietud en lo más hondo de su ser por no haber podido profundizar en el oficio. En su casa eran cinco hermanos, y ella era la encargada de coser la ropa a sus hermanos. Adelantándose a la respuesta, y con una risa sutil, Águeda nos pregunta si sabemos coser; contestamos que no y sonrió. Comenta la diferencia de nuestros tiempos donde solamente con salir a la calle puedes comprar cualquier prenda, y que antes se necesitaba cierto tiempo para elaborar una prenda para poder ponértela. Antes, recuerda, cuando los niños tenían seis o siete años empezaban a realizar las tareas domésticas y se les enseñaban las labores del campo: "Cuando yo tenía seis años..., pronto iba a estar jugando en la calle o a las muñecas. Estaba haciendo cosas que me mandaba mi madre, en paz descanse". También comenta que antiguamente no se podía salir sin la compañía de una persona mayor o alguien que la vigilase, cosa que también ha cambiado en la actualidad.

Recuerda con melancolía que antes tampoco había tantos sitios para salir, y la única diversión que había era ir al baile o a las fiestas del pueblo, pero siempre con una persona mayor que pudiese controlar lo que sucedía.

Águeda reconoce que ahora la gente joven disfruta más: "Ahora estáis más sueltos y no tenéis que dar explicaciones de nada. Mi madre no me dejaba ir ni a la fiesta de los Cantareros con mi novio, los dos sólos". Águeda especula que el nivel de vida ha evolucionado y está mucho mejor ahora, pero ella no cambiaría ni sus momentos de vida, ni sus recuerdos en un lejano pasado, por unos minutos de luz en el presente.

La gente que ha emigrado del Paretón cuando vuelve pasa a ver a Águeda: " La semana pasada vino un hombre y me echó una foto para llevársela a mi hermano de Barcelona".

A sus 98 años Águeda conserva una salud fuerte como un olmo, puede comer de todo y no padece ninguna anomalía. Hace unos años le dio un pequeño ataque al corazón, pero el médico le dijo que era consecuencia de la edad. Realiza una dieta normal, y todavía acompaña las comidas con un pequeño chato de vino del terreno que le ayuda a reforzar su órgano. Tampoco ha perdido la gracia, ni las ganas de luchar, ni el amor por la vida, y todavía sigue cosiendo pequeños rotos en sus ratos libres.

Una tarde con la abuela de la pedanía del Paretón, Foto 1
Totana

Comenta esta noticia en Facebook

Totana.com
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información