Murcia

TUP: "Los pactos amenazan romperse ante un Alcalde enrocado"

Fuente:

"El Alcalde pretende engañar a todos, desde los vecinos de los Sifones a los particulares que ya empiezan a exigir las cosas claras demostrando que los que prometían transparencia caen en las mismas prácticas y se comportan igual que el PP"

Comentar
TUP: Los pactos amenazan romperse ante un Alcalde enrocado

 "Y, a modo de lobos de la misma camada, engañan a los vecinos"

Belén Muñiz, responsable de comunicación de TUP, ha emitido la siguiente nota de prensa:

“Parece que el miedo empieza a desaparecer en Totana frente a la treta de años montada y preparada que ahora se puede empezar a despejar. Día a día queda claro que los caciques políticos de Totana a la vieja usanza son los que manipulan la política municipal. Unos dando la cara y otros meciendo la cuna desde su cargo en Murcia.

Llevamos mucho tiempo durante el que el Alcalde, lejos de aclarar la situación económica municipal, se enzarza en peleas con sus socios de gobierno y con cualquiera que le levante la voz para decirle Basta Ya.

Aquí parece que las responsabilidades patrimoniales y personales de cargos electos no existen; todo queda en cacareos en las redes sociales ante los palmeros pero sin efectividad alguna, excepto fomentar la burla, el chascarrillo, y las ocurrencias de mentes poco pensantes.

Es preocupante lo ocurrido en el pasado Pleno con el Plan de Ajuste, difícil de explicar en un “matrimonio bien avenido”, porque en un tema de trascendencia para el pueblo la disparidad de gobierno y el “divorcio más que probable” son evidentes una vez más en el desgobierno de Totana.

La pregunta a qué ha hecho y hace el alcalde tiene una sola respuesta: Nada serio, aparte de alimentar las redes con sus menús y bromas de mal gusto.

Podemos decir que igual que lo que hizo cuando estaba en la Oposición: Parola, Parola y Parola, preocupándose solamente por su supervivencia política que es su medio vital desde siempre.

Los problemas siguen, la falta de respuesta continúa, y la cuestión económica, a pesar de ser lo más imperioso, no es lo único en lo que incumple, como demuestra la respuesta del último Pleno a los vecinos de los Sifones y sus demandas.

A día de hoy no ha dado respuesta de a cuánto asciende la deuda municipal y de por qué mantiene un Plan General muerto que ya huele; sin aclarar aún por qué se ha cambiado de chaqueta con respecto a los que denostó durante años.

No se solucionan los problemas con notas plañideras y echando la culpa al PP, que la tiene, ya que en el Ayuntamiento y en sus arcas entraron los dieciocho millones de los convenios, gastados en no se sabe qué, y que crecen exponencialmente a medida que salen sentencias judiciales por intereses y costas. Costas que hay que aclarar que el Ayuntamiento permite que se dupliquen por recurrir en segunda instancia a pesar de saber que no hay nada que hacer.

Basta ya de llorar y echar culpas a otros, y que quién es competente acuda a los Tribunales y exija responsabilidades penales y patrimoniales a quienes resulten culpables del expolio realizado.

Los lamentos a poco conducen ya que son sinónimo de desidia, impotencia e inoperancia. Es vergonzoso que los particulares, como el reciente vecino que se ha conocido, sean quienes ejerzan esa acción obligada en los Juzgados, en una cuestión tan grave como una querella que implicaría a los últimos cinco alcaldes del municipio, incluido el actual.

Las responsabilidades no solo son por acción sino por omisión, y omisión ha sido y es que durante años solo han hecho la parafernalia ante los Plenos y los medios de comunicación, conscientes de que existía comisión de Delitos, denunciables en Juzgados.

Lo contrario es solo encubrimiento de presuntos delitos, que, sin embargo, no han dudado en airear y atribuir en los mentideros políticos.

Tal actitud solo es entendible si hay algo que temer o se cree que puede volver contra uno mismo, ya que durante varios ejercicios se han aprobado presupuestos viciados ya que se estaban dando unos ingresos con el dinero procedente de convenios como ingresos ordinarios, cantidades que se sabía que no podían tocarse porque tenían un fin predeterminado por la Ley y que no se podían destinar a gasto corriente. En esos casos, la denuncia política sola no vale.

En los Juzgados, mientras se era Oposición, nada, y ahora lamentos de páginas muertas de Facebook, aunque en el edificio de la Rambla muy cerca de la Kabuki nada de nada.

Se afanan en denigrar, calumniar, injuriar y desprestigiar a quienes no les siguen el juego caciquil y denuncian carencias e inoperancias aunque el Alcalde no es el más indicado para dar lecciones de integridad y moralidad, ya que antes debería terminar de devolver a las arcas municipales el dinero que se llevó y por el que fue condenado por el Tribunal de Cuentas.

Ya es hora de que los ciudadanos dejen de tener miedo, se levanten y hablen, y lo hagan con la coherencia de políticos que signifiquen algo distinto y que no hayan hecho de la política su modus vivendi. O simplemente tengan el valor de aquellos, como estos días estamos viendo, que van a los Juzgados, a título personal y como meros ciudadanos y vecinos de a pie.

Con su inoperancia lo único que está haciendo el Alcalde es causar estropicios económicos ya que no ha tenido lo que tiene que tener como buen gestor; talante para sentarse con los conveniantes y conseguir una quita y una espera que detengan la acción judicial que está siendo demoledora para los intereses generales.

Su actitud arrogante, chulesca y prepotente está llevando al pueblo a la ruina; la suerte aquí es para los firmantes de convenios, para sus abogados que cobran costas de primera y segunda instancia, y para el bufete externo contratado por el Ayuntamiento que defiende causas perdidas  pero sí cobrará sus honorarios.

Deje de ver enemigos por doquier, porque echar a otros la culpa de los males de Totana se le está agotando y ya no encubre una funesta gestión.

A usted y su equipo solo les preocupa mantener a toda costa sus estipendios, que en el plan de ajuste ni tocaban, y hay que recordar la frase de Groucho Marx, “estos son mis principios y, si no le gustan, se los cambio”, que parece que es la forma en la que algunos de ustedes van procediendo en su día a día.

Para colmo de males, la prensa regional, que no la local, daba hoy mismo cuenta de otra querella, que de ser admitida a trámite, sumergiría a Totana en otra vergüenza relacionada con Manos Limpias y que salpicaría al Alcalde y a un diputado regional de la comarca del Guadalentín; querella que daría una vuelta de tuerca a lo que nos han vendido durante años y sobre las sombras que envolvían la Tótem. Quizás algunos han guardado esa información como reservada sacando solo lo que les convenía, pero puede ser que ese castillo de naipes empiece a caer”.

TUP: Los pactos amenazan romperse ante un Alcalde enrocado, Foto 1
Belén Muñiz en una foto de archivo / Totana.com

Comenta esta noticia en Facebook

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información