Murcia

Paso la palabra. Para meditar cada día: 23/6/2018

Paso la palabra. Para meditar cada da
Paso la palabra. Para meditar cada día: 23/6/2018
Por Jesús Aniorte

1. Preparacin

Seor, aqu estoy delante de ti. Aydame a tomar conciencia viva de que t ests conmigo siempre. Est donde est, tu presencia amorosa me envuelve. Dame tu gracia para que este rato de oracin me sea provechoso. Que vea claro qu quieres de m. Dame un corazn nuevo, que me gue por tus caminos de amor. Me pongo en tus manos, Seor. Soy todo tuyo. Haz de m lo que t quieras. Amn.

Ahora lee despacio la Palabra de Dios y las reflexiones que se proponen. Djate empapar de la Palabra de Dios. Si con un punto de reflexin te basta, qudate ah, no prosigas.

2. La palabra de Dios

Queridos hermanos: ammonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a DiosEn esto se manifest el amor que Dios nos tiene: en que Dios envi al mundo a su Hijo nico, para que vivamos por medio de l. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que l nos am y nos envi a su Hijo como vctima de propiciacin para nuestros pecados. Queridos hermanos, si Dios nos am de esta manera, tambin nosotros debemos amarnos unos a otros.(1Jn 3, 7-11).

En aquel tiempo, Jess exclam: Te doy gracias, Padre, Seor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a la gente sencilla. S, Padre, as te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo ms que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aqul a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a m todos los que estis cansados y agobiados, y yo os aliviar. Cargad con mi yugo y aprended de m, que soy manso y humilde de corazn, y encontraris vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera. (Mateo 11,25-30).

1. Hoy celebramos la fiesta del Sagrado Corazn de Jess. Esta fiesta es la fiesta de la ternura de Dios para con los hombres, del amor de Dios que hemos conocido en Jess. Dice san Juan en su carta primera En esto se manifest el amor que Dios nos tiene: en que Dios mand al mundo a su Hijo nico, para que vivamos por medio de l. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que l nos am y nos envi a su Hijo como propiciacin por nuestros pecados. Gracias, Padre, por el precioso don de tu Hijo Jess, y gracias, Jess, por habernos revelado, con tu amor sin lmites, el inmenso amor del Padre. Que sepamos, Seor, corresponder a ese amor de Dios, y que aprendamos a amarnos los unos a los otros como Dios nos am, segn dice san Juan:Queridos hermanos, si Dios nos am de esta manera, tambin nosotros debemos amarnos unos a otros,

2. Juan Pablo II, hablando del Corazn de Jess, dice: Todo lo que Dios quera decirnos de s mismo y de su amor, lo deposit en el Corazn de Jess y lo expres mediante este Corazn En l contemplamos el inmenso amor del Seor Jess, y la gran bondad con que nos mira a cada uno de nosotros. Cristo nos ama y nos muestra su Corazn como fuente de vida y santidad, como fuente de nuestra redencin, aade el Papa. Y para comprender de modo ms profundo esta invocacin del Corazn de Jess aconseja Juan Pablo II que recordemos el encuentro de Jess con la samaritana. Ella haba ido para sacar agua. Y Jess le dijo: Dame de beber; ella le replic: cmo t, siendo judo, me pides de beber a m, que soy samaritana?... Jess, entonces, le dijo: Si conocieras el don de Dios y quin es el que te dice 'dame de beber' t le habras pedido a l, y l te habra dado agua viva que se convertir en fuente de agua que salta hasta la vida eterna (Jn 4, 1-14). Seor, hoy, contemplando tu corazn abierto, te ruego como la samaritana: dame de beber, dame el agua de tu amor que brota de ese costado traspasado; dame esa agua, Seor, para que sacie de tal manera la sed de mi corazn, que nunca ms necesite beber el agua de otros amores.

3. Venid a m todos los que estis cansados y agobiados, y yo os aliviar. Cargad con mi yugo y aprended de m, que soy manso y humilde de corazn, y encontraris vuestro descanso. Qu cargados de agobios vamos, a veces, por la vida! Nos agobian los problemas, las dificultades, nuestros defectos y cadas, nuestra debilidad que no logra desarraigar del corazn tanta cosa mala que aun vive en l. Por eso cmo consuela escuchar hoy, en esta fiesta del Corazn de Jess, la invitacin del Seor a ir l, porque quiere aliviar nuestros agobios y cansancios! Ojal escuchemos hoy su invitacin y vayamos a l para que nos transforme y nos haga vivir en su paz y en su gozo. Para concluir hagamos nuestros los sentimientos que expresa la liturgia de esta fiesta en uno de sus himnos:

Anduve de puerta en puerta cuando a vos no me atrev;

pero en ninguna ped que la hallase tan abierta.

Pues, como abierto os he visto, - a Dios quise entrar por vos:

que nadie se atreve a Dios sin poner delante a Cristo.

Y aun ste, lleno de heridas, - porque sienta el Padre eterno

que os cuestan, Cordero tierno, - tanta sangre nuestras vidas.

3. Dilogo con Dios

A la luz de esta Palabra y estas reflexiones, pregntate qu te pide el Seor... Hblale como a un amigo. Pdele perdn, dale gracias. Escucha en tu corazn qu te dice el Seor. Pide que te ayude para poder llevar a la prctica los deseos que han surgido en tu corazn.

23/6/2018


  • Artculos de "Al hilo de la vida y de mis reflexiones"
  •  
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información