Murcia

El concejal socialista electo Víctor Balsas remite una carta al Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro

Fuente:

Comentar
El concejal socialista electo Víctor Balsas remite una carta al Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro

CARTA REMITIDA POR EL  CONCEJAL SOCIALISTA ELECTO VÍCTOR BALSAS AL MINISTRO CRISTÓBAL MONTORO

Sr. Ministro:

Mi nombre es Víctor Balsas Cánovas y, desde el pasado 24 de mayo, soy concejal electo por la candidatura del PSOE al ayuntamiento de Totana. Me dirijo a usted para exponerle y reclamarle lo siguiente:

Como mejor que nadie conoce, el alto nivel de endeudamiento de miles de municipios de este país no lo es como consecuencia del decisivo esfuerzo de sus regidores por conseguir para sus vecinos una auténtica sociedad del bienestar a partir de la congruencia presupuestaria.

Un amplio repertorio de dispendios, abusos, irregularidades y, en muchos casos, cohechos, malversaciones y actos delictivos, están detrás de la quiebra financiera de muchos de esos ayuntamientos. Quiebra que repercute en los vecinos contribuyentes en forma de aumento de impuestos o de supresión o deficiente prestación de servicios públicos.

Uno de esos pueblos, es el mío, Totana, en la provincia de Murcia. Durante 12 años, ha sido gobernado por compañeros de su partido con mayoría absoluta, situándonos en el puesto 72 del ranking de los más endeudados de España y en el TOP 10 de los más conocidos por corrupción.

De una deuda estimada en 8 millones de euros en el año 2003, hemos pasado a la asfixiante, impagable y paralizante cantidad de 150 millones.

Desde el pasado 24 de mayo, los totaneros y totaneras, estamos condenados  (gobierne quien gobierne) a la marginación política y social consecuencia de ineptos y corruptos que, tampoco, tuvieron el freno de organismos y tribunales objetivos que impidieran semejante losa sobre el futuro desarrollo de Totana.

Desde su ministerio, se facilitó el engorde de la deuda con los sucesivos planes de pago a proveedores que, si bien, han cumplido la justa función de saldar gran parte de la deuda con estos acreedores, no han podido evitar ser los ejecutores definitivos de nuestra ruina.

La incertidumbre  (ya casi certeza) de no percepción de salarios de los empleados municipales, la parálisis en la gestión cotidiana, reducida a un parcheo de calle o cómo lograr el imprescindible material para que los trabajadores lleven a cabo sus tareas, constituyen y constituirán el paradigma de gestión de los representantes del pueblo, ahora y en los próximos lustros.

Y en mi pueblo no hay aeropuertos sin aviones, railes sin tranvía, ni centros de arte dramático ni auditorios. En mi pueblo, 30.000 habitantes, hemos llegado a tener una plantilla de empleados municipales cercana a las 675 personas, sueldos astronómicos por encima del propio presidente del gobierno, servicios ridículos y surrealistas a la vez que intolerablemente caros, políticas de subvención clientelar escandalosa y así una enorme gama de disparates económicos que nos han traído a la antesala del colapso económico y administrativo.

ERES, ya se han hecho, privatización de servicios ni le cuento, pero mire por donde, han tenido que remunicipalizar el servicio de aguas, para poder atender el pago de las nóminas.

Por ello, usted o alguien de su  ministerio tendrá que explicarnos cómo podrá Totana, en las próximas décadas, caminar por la senda de un progreso y desarrollo decentes con presupuestos municipales de 29.000.000 millones de euros de los que apenas se ingresan 18.000.000 millones.

O nos condona la deuda al estado y sus organismos autónomos y nos ayuda a refinanciar el resto con los bancos o como habrá podido deducir, hay que cerrar el pueblo, declarar la bancarrota y la suspensión de pagos y  someternos a una severa depresión económica, sin que los responsables de estos abusos rindan cuentas y paguen ante tribunal alguno  la irresponsabilidad de sus actos.

Usted tiene la radiografía exacta de lo que le cuento y sabe perfectamente que a no mucho tardar, muchas familias quedarán sin ingresos, nuestras calles se verán inundadas por toneladas de basura, servicios públicos básicos desaparecerán y los que queden, sufrirán un mayor deterioro del que ya padecen. Los proveedores dejarán de suministrarnos y para pagar lo que se les adeude habrá de recurrirse a un nuevo plan de pago y al aumento de la deuda. No puede recetarnos más recortes, salvo que quiera condenar a los vecinos de Totana a la única condición de contribuyentes sin más horizonte que pagar y pagar sin recibir nada a cambio.

Cuando un pueblo como Totana alcanza estos niveles de endeudamiento, es que algo ha fallado en los mecanismos de control públicos y de la banca privada y ahora, los totaneros y totaneras no debemos ser los paganos de los actos de ineptos y corruptos representantes políticos.

Y si porque su capacidad y conocimiento de la situación dispusieran de otra fórmula que permita a mi pueblo afrontar el pago de su deuda sin perjuicio o deterioro de nuestro progreso como pueblo, Sr. Montoro, venga a Totana y póngala en funcionamiento de inmediato.

Tenga mi consideración y mi respeto, que no mi respaldo, a sus medidas económicas, y convenga conmigo en que rescatar a un pueblo, es, además de humano, más decente que hacerlo con un banco o una autopista.

Víctor Balsas Cánovas

El concejal socialista electo Víctor Balsas remite una carta al Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, Foto 1
Víctor Balsas Cánovas en una foto de archivo / Totana.com

Comenta esta noticia en Facebook

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información