Murcia

Alertan de que más del 45% de las muestras tomadas en los animales de la reserva de caza y el parque de Sierra Espuña dan positivo en la enfermedad de aujeszky (pseudorabia)

Fuente:

APESE ya advirtió, hace casi dos meses, del grave peligro que suponían la fauna silvestre, exótica e invasora no controlada ni autóctona

Comentar
Alertan de que más del 45% de las muestras tomadas en los animales de la reserva de caza y el parque de Sierra Espuña dan positivo en la enfermedad de aujeszky (pseudorabia)

La Asociación de Propietarios del Entorno de Sierra Espuña (APESE) se muestra muy preocupada por el grave riesgo de contagio que se podría producir en la ganadería ovina y porcina del interior y entorno de la Reserva de Caza y el Parque de Sierra Espuña, tras haber conocido ayer, en el trascurso de la reunión de la Reserva de Caza de Sierra Espuña, presidida por el Director General de Medio Ambiente; que se habían detectado resultados positivos de enfermedad de aujeszky, en 11 de 24 muestras tomadas (46%) a lo largo de 2012; en animales localizados en la Reserva de Caza y en el Parque de Sierra Espuña, y en concreto en jabalí.

La aparición de este posible foco de infección es muy relevante porque desde el sector ganadero regional y desde la propia administración, se ha realizado un gran esfuerzo para la erradicación de esta enfermedad, que en el sector porcino estaba previsto que se declarase libre de aujeszky a final de 2013.

La enfermedad de aujeszky está prácticamente erradicada de la Región de Murcia y su posible propagación incontrolable tendría efectos sanitarios, e incluso económicos, catastróficos para la cabaña ganadera tanto estabulada como no estabulada, -y especialmente para el sector porcino- y para las explotaciones ganaderas de los municipios del Parque y  reserva de Sierra Espuña y de toda la Región. Ya que el jabalí –y también el arruí– se desplazan a veces hasta varias decenas de kilómetros al día y su contaminación se puede producir por el aire, en un perímetro de varios kilómetros alrededor de un animal infectado.

APESE ya denunciaba, hace casi dos meses, su disconformidad con que se mantuviesen en la Región especies exóticas e invasoras e incontroladas, como el arruí y el jabalí. Y especialmente las especies alóctonas o no originarias de nuestra zona (el arruí procede del Atlas marroquí), por las graves consecuencias que la presencia de esta fauna ha tenido tanto para la agricultura como para el mantenimiento de la biodiversidad; especialmente perniciosa en zonas como el Parque de Sierra Espuña (Mula, Totana, Alhama, Aledo y Pliego) y en los municipios colindantes de Lorca y el Noroeste de la Región.

Asimismo APESE, COAG y otros colectivos agrarios y de propietarios, reiteraron el pasado mes de Julio al Consejero de Presidencia y Medio ambiente, su petición de que el arruí fuese  declarado especie exótica e invasora y fuese progresivamente eliminada del Parque de Sierra Espuña y de toda la Región. Pero la Región de Murcia ha sido la única que, por razones que desconocemos, ha “indultado” al arruí,   y no lo ha declarado especie exótica e invasora, como si que se ha calificado, según un real decreto  aparecido en el BOE a principios de agosto, en el resto de la Comunidades Autónomas en las que estaba presente (Andalucía, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y Canarias).

El Vicepresidente de APESE y también veterinario, Arturo Lafuente, ha comentado en el trascurso de la junta consultiva de la reserva que “Estos casos de aujeszky pueden ser gravísimos para los intereses del sector ganadero de la Región. Si estos porcentajes de positivos se hubiesen dado en cualquier explotación privada, estaría ya la explotación inmovilizada y en cuarentena”. Pero como se han producido en una “explotación” pública, como es la Reserva de Caza, no parece que se hayan tomado, ni esté previsto adoptar de inmediato, medidas drásticas, según se manifiesta desde  APESE.

APESE solicitó, en el referido escrito al Consejero de Medio Ambiente, y en la propia Junta de la reserva de caza, que se autorice a los propietarios a abatir libremente cualquier ejemplar de arruí o jabalí que esté situado en el interior de sus fincas privadas, a fin de disminuir el riesgo de contagio, al rebajar el censo existente, a la vez que paliar los cuantioso daños que se están produciendo en los cultivos agrícolas de la zona.

Alertan de que más del 45% de las muestras tomadas en los animales de la reserva de caza y el parque de Sierra Espuña dan positivo en la enfermedad de aujeszky (pseudorabia), Foto 1

Comenta esta noticia en Facebook

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información