Murcia.com - Noticias de la Región de Murcia

Mi amiga Antonia

Fuente:

Mi amiga Antonia

Conocí a Antonia hace bastantes años, pues cuidaba a los padres de una amiga mía y me asombró su enorme corazón y la dulzura con que trataba a aquellas dos personas mayores, que hizo que me hiciera su amigo y tomamos café con frecuencia. La madre de mi amiga murió y Antonia continuó con su labor con el viudo, hombre grande de cuerpo, adusto de gesto y de mucho carácter. Con infinita paciencia y mucho amor doblegó el firme carácter de aquel señor y daba gusto verla empujando la silla de ruedas cuando lo llevaba al supermercado a hacer la compra. Él estaba encantado y hasta le compraba caprichitos, lo que demostraba el amor que le había tomado a su cuidadora.

Pero aquel hombre fuerte se rindió ante la Parca y cuando fui al tanatorio a dar el pésame a los hijos me encontré a una Antonia desolada como si el finado hubiera sido su propio padre. Y es que esta gran mujer de enorme corazón se enamoraba de las personas mayores a las que cuidaba.

Después nos hemos visto menos, pero siempre que lo hemos hecho en ambos se ha notado el cariño que nos tenemos, porque la capacidad de amor de esta mujer enamora y ante ella me rendí.

Por Totana.com me enteré de que mi amiga había ganado un premio literario y me agradó que estuviera entre los míos, las personas que ponemos nuestros sentimientos en letras. Que el concurso fuera del colectivo LGTB no me dijo nada porque yo no distingo a las personas por su condición sexual que es absolutamente personal. Por este mismo medio me he enterado de que los hijos de una persona a la que cuidaba la han despedido por su condición sexual. Tremendo, fuera de lugar y definición clara de las personas que la tenían contratada, pues este hecho los retrata y provoca en los demás el más absoluto desprecio.

Lo curioso de este caso es que no me he indignado por el vil comportamiento de estas personas que segregan a sus congéneres por una cuestión que en definitiva es absolutamente personal, mi indignación es pensar en la desolación que sentirá la persona mayor a la que cuidaba cuando viera que no es Antonia la que la atenderá.

Sí, porque yo sé muy bien la forma amorosa que tiene de tratar a estas personas, la verdadera vocación de mi amiga de servir a los mayores con el mayor cariño, pues Antonia no da, se da ella entera en esos cuidados que indudablemente nadie le dará mejor que ella.

Desde estas líneas además de mi repulsa mi sentimiento por el vacío que esa persona a la que cuidaba se va a enfrentar ahora.

Juan Ruiz García

Mi amiga Antonia, Foto 1

Comenta este artículo en Facebook

Si quieres realizar algún comentario sobre este artículo a los administradores de Totana.com, rellena el siguiente formulario:

Enviar notificación Código: 2022815
El titular de los datos personales, recogidos en este formulario, autoriza expresamente a Alamo Networks, S.L. a tratar dichos datos de forma informática y poderlos incorporar a su base de datos. El usuario podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de sus datos de carácter personal, en los términos establecidos por la LOPD, en el domicilio fijado en C/ Alamo 8, 30850,Totana (Murcia). Para su mayor comodidad podrá ejercer los derechos también por correo electrónico en la dirección info@totana.com
Totana.com