Murcia
Totana Totana.com
el portal de Totana  
Ermita Santa Eulalia de Merida - Iglesia Santiago Apostol
 
de Totana.com por Ginés Rosa 
El patio
 
Ginés Rosa Sobre el habla de Totana

Acostumbrados a ver cómo la ignorancia, algunas veces rayana en la carencia de ilustración, el desinterés, el desamor por las cosas viejas de los pueblos y toda esa suerte de maleficio o mal fario que pesa sobre algunos vestigios del patrimonio, se lleva por delante rincones, huellas y ornatos que durante luengos años formaron parte de la peculiar fisonomía de nuestro pueblo, resulta estimulante y muy de celebrar el que aparezca sin previo aviso una joya que durante cuarenta años se encontraba durmiendo el sueño de los justos, a la espera del santo advenimiento. Es lo que ha sucedido con la publicación del libro titulado “Contribución al estudio del habla local en Totana y su comarca”, de la que fue profesora del Instituto Laboral Dolores Rodríguez, obra que acaba de aparecer para proporcionarnos ese milagro de los testimonios totaneros recuperados, gracias sean dadas a Dios y a las personas de buen criterio.

Al arriba firmante, que gusta de las parlas y cálidos verbos populares rebosantes de dichos, ocurrencias, ingeniosidades y palabrerío llano, le parece una excelente noticia que tras, casi medio siglo de silencio y retiro espiritual en algún cajón o estantería libresca, se le obsequie al pueblo de Totana con un libro que nos presenta el modo de hablar de sus gentes por los años 60, recogiendo la cultura popular totanera a través de la expresión coloquial y cotidiana del siglo XX.

La ventaja que tienen las palabras frente a las piedras es que las primeras pueden guardarse de muy diversa forma y nadie puede derribarlas impunemente, como les pasa a las piedras, invocando la modernidad, el desdén por lo que se considera viejo e inútil, muy afín a la cultura del ladrillo, como sucedió en Totana, por orden de acoso y derribo, con el edificio de la Encomienda –Casa Tercia- del siglo XVIII; la Plaza de Abastos, de los años 50, el pilar o abrevadero de la rambla, originario de mediados del siglo XVI; el lavadero municipal, de los años 20, o la ermita de los Santos Médicos, de finales del XVII, a cambio de nuestra hermosa Cárcel de Partido, que, por fortuna, ha sido respetada; y otros edificios que hoy serían intocables.

Este libro de nuestras palabras y de nuestro lenguaje nos invita a un largo paseo por muchos aspectos de la realidad social, costumbres y tradiciones de una Totana reflejada fielmente en estos testimonios que, en su conjunto, nos proporciona un panorama antropológico de enorme interés.

Entonces, un trueno era un esclavejío, las tormentas eran nubes malas, a la sién se le llamaba semejante sitio, estar ajiñao era tener mala salud, uno se hirmaba en vez de apoyarse, a los niños se les reventaban las narices, en la cabeza le daban a uno un cascaretazo, mientras un setazo era un picotazo, los zagales éramos mu vergonzucios, a una persona sucia se le llamaba marrandonga, a los demasiados adornos, arripámpanos, si ibas de estreno te decían que ibas de guapo, si te dabas un golpe en el suelo te habías dado un costalazo, mientras si te lo daban en la cabeza era un cascaretazo, si eras muy delgado es que estabas espirituao, y te decían látigo si eras de gran estatura, a una conversación pesada se le llamaba follaera, al robar lo conocían como cinco y la uña, a un niño soplón lo llamaban acuseta, a una persona sosa, sinfuste, y al que iba muy manchado chorretoso.

Las expresiones salpican los momentos, los lugares, las actividades y las personas de todo nuestro entorno. La lista se haría interminable pero citemos algunos ejemplos: comer a recalpaparra (hartarse), hacerse el longuis (el distraído), el baratillo del Tío Morrongo (un puro desorden) las diecisiete maneras de pedir un vaso de vino, el vestido de cristianar (el del bautizo), avisar a la misa (de difuntos, de vecina a vecina)… En fin, centenares de voces que, a modo de máquina del tiempo, nos devuelven a épocas y momentos pasados donde la palabra es la pura esencia.

Por muchas razones recomiendo este libro a mis lectores, puesto que se trata de una parte muy íntima de nuestro pueblo y de sus gentes de toda condición, llegado en un momento en el que nos estamos acostumbrando a ver desaparecer muchas cosas que forman parte del patrimonio común de los totaneros. En este contexto es una suerte encontrarnos con los alpargates de cara chica, el consuelo del Tío Palizas, expresiones como almorzar para todo el día, poner las cosas en rilá, comer garguerías, ir de pindingui, sacar de suelo o llamar al cónyuge requemasangres.

Ginés Rosa


Artículos:
  • El rey y los obispos
  • La desmemoria histórica
  • Política y gastronomía
  • El carril bici del Guadalentín
  • El Plan nuestro de cada día
  • El ciudadano no tiene quien le escriba
  • “Made in China”,kaput
  • ¡Que viene septiembre!
  • Nos estamos consumiendo
  • Evocación del verano
  • ¡Santiago y cierra España! (¿por vacaciones?)
  • Ideas para el verano, con permiso
  • La autovía
  • Y ahora , ¿qué?
  • Adiós a nuestras señas de identidad
  • ¡Pobre Totana, cómo te están dejando!
  • La dichosa pancarta
  • ¡A construir se ha dicho!
  • Inmigrantes, ciudadanos de la UE y elecciones
  • 50 años de El último cuplé
  • La torre de Totana y su convenio
  • Totana en primavera
  • Los "1000 euristas"
  • Este país
  • La Encomienda en el recuerdo
  • Cosas de la Semana Santa de mi pueblo
  • Algo más que una fecha
  • Borrón y cuenta nueva
  • Carta ciudadana a los Reyes Magos
  • El roscón de Totana
  • Navidad: de la capaza al carrito
  • Los “guardias” se trasladan
  • Deporte para todos, como el agua
  • La vendimia en el recuerdo
  • Sobre el habla de Totana
  • Totana internacional
  • Los puntos del carné
  • Plaza "la Constitución"
  • La variante norte
  • ¡A todo gas!
  • Santa Eulalia, de convenio
  • La alfarería, en peligro
  • Nostalgia de las tabernas
  • Las calles de los generales
  • Totana y sus ciudades hermanas

  • Menú
    Mejor Web TOP3

    UNE-EN ISO 9001:2000 - ER-0131/2006 Región de Murcia Alamo Networks S.L. © 2001-2021  Todos los derechos reservados

    Totana.com es un portal independiente, sin dependencia de organismos oficiales

    Webmaster: info@totana.com Publicidad  Política de privacidad  Aviso legal 

     
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información