Murcia
Totana Totana.com
el portal de Totana  
Ermita Santa Eulalia de Merida - Iglesia Santiago Apostol
 
  Hornacina del Santo Cristo   (Mateo García Martínez)

Nuestra ciudad es, desde tiempo inmemorial, cuna de una fe religiosa fuera de toda duda; la expresión de que, junto a Molina de Segura, es a manera de un segundo Vaticano por aquello de sus numerosas vocaciones sacerdotales, es, evidentemente, cierta.

Pero Totana cuenta con un exponente de la fe arraigado, sensible y profundamente, en su ánima, que se refleja en esas hornacinas que jalonando la geografía ciudadana se integran en todo un laberinto de calles en las que se pone de manifiesto esa fe profunda que no solamente siente, sino que a veces alardea de ella. Las hornacinas captan en toda su profundidad el sentido divino de lo humano y floran por doquier como una sintomatología del amor y el dolor profundo del ámbito anímico religioso.

Se fueron alzando a lo largo de los últimos siglos como exponente de una creencia

ciega y aunque algunas veces han desaparecido, pongamos por caso las existentes en calle de San Juan, en calle del Sol, en San Antonio, en D. Laureano, la popular Cruz de los Hortelanos, la de la horma del Raso Andreo, o aquella otra que, alzada al final de la calle Venezuela, mostraba una imagen de Cristo y que han quitado recientemente, así como la cruz que señalaba el lugar en la calle de Ana Matía donde fue asesinado un prohombre local, no es menos cierto que vienen colocándose otras como la de Santa Cecilia en la calle de las Eras y la del Corazón de Jesús en la calle de Alcaraz.

Permanecen en pie la de la jumera, San Ramón, San Felipe, Peligros, San Agustín, Raso Maderera, San Cristóbal, Prietos, exteriores de la Sacristía de Santiago, Cristo de Limpias, Santa Rita, San Antonio con San Antón -la citada anteriormente desaparecida es las Tres Aves Marías, que cambió de emplazamiento-, etc., etc.

Tal vez de entre estos monumentos religiosos de esta índole, el más carismático sea el denominado Santo Cristo en la calle de su nombre, el cual al parecer deviene del siglo XVIII; en aquellos tiempos, según Munuera, se abrió un nicho junto a las desaparecidas carnicerías donde estuvo la Santa Faz.

En aquella infecta plaza de abastos y a requerimiento de los vecinos el Ayuntamiento autorizó la construcción de una capilla dedicada a la Santa Faz (hay amplios datos sobre el hecho en Historia de Totana y Aledo, publicada en 1916, cuyo autor es don José María Munuera y Abadía), en el sitio que había detrás o a espaldas del cuarto que servía de pescadería ubicándose en los altos de dicha venta de pescado allá por 1741, aunque no duró mucho la veneración en aquel lugar a la imagen, ya que fue trasladada a la Parroquia de Santiago por disposición del Vicario Sr. Gaona en 1774.

Con el transcurso de los años la devoción popular hizo levantar el denominado hoy Santo Cristo en donde no existe un Santo Cristo, sino una cruz parecida a la de Caravaca aunque carente de los angelotes que caracterizan aquélla.

Es una cruz patriarcal con dos travesaños paralelos y desiguales que utilizaron primados y arzobispos. Se halla muy bien cuidada y es mucho el personal que se persigna al pasar ante ella y musitar alguna oración. Se comenta que a final del siglo XIX quisieron quitar la Cruz y poner una imagen de Cristo, pero que ésta apareció en el suelo tras haberse hecho el cambio; repuesta nuevamente en su sitio la imagen de Cristo, nuevamente amaneció en el suelo del lugar y montando una vigilancia por los vecinos, la situación no cambió, por lo que se dedujo que el Señor quería que la Cruz continuase como venía siendo tradición en su hornacina.

Desde entonces permanece inalterable en su lugar de origen, si bien cuando llega el día tres de mayo de cada año, día de la Invención de la Santa Cruz, es adornada con extraordinario ornato floral por sus cuidadoras, como ocurre con las cruces de la Misión, Camachos, Cristo de Limpias, etc., etc.

Sobre la Cruz hay un crucificado policromado y debajo la siguiente inscripción:

Tú que pasas, mírame
contempla bien en mis llagas
y verás qué mal me pagas
la sangre que derramé.

MATEO GARCÍA MARTÍNEZ

1/9/2001


 
Mejor Web TOP3

UNE-EN ISO 9001:2000 - ER-0131/2006 Región de Murcia Alamo Networks S.L. © 2001-2021  Todos los derechos reservados

Totana.com es un portal independiente, sin dependencia de organismos oficiales

Webmaster: info@totana.com Publicidad  Política de privacidad  Aviso legal 

 
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información