Murcia

Dispositivo preventivo en la Romería de Santa Eulalia - Totana

Fuente:

En un dispositivo especial establecido con motivo de la Romería de Santa Eulalia de Totana, fue detenido un conductor y otros ocho denunciados por alcoholemia

Comentar
Dispositivo preventivo en la Romería de Santa Eulalia - Totana

La Guardia Civil de Tráfico de la Región de Murcia desplegó un dispositivo operativo con carácter preventivo durante la tarde del pasado día 7 de enero, con motivo de la Romería de Santa Eulalia de Totana (Murcia). Como en otras ocasiones, su objetivo era garantizar la seguridad vial y el normal desarrollo de estos eventos multitudinarios. En dicho dispositivo se realizaron un total de 591 pruebas de alcoholemia, con el resultado de nueve positivas, a consecuencia de las cuales fue detenido y puesto a disposición judicial un conductor, y denunciados los ocho restantes ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. Es especialmente destacable el hecho de que no se llegara a registrar ningún accidente en la zona afectada por el dispositivo.

El establecimiento de los controles de alcoholemia por la Guardia Civil responde a la exigencias de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la D.G.T. para el decenio 2011-2020, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en nuestras carreteras, habida cuenta de que la conducción bajo la influencia del alcohol incrementa considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de circulación.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas con tasas superiores a 0,60 miligramos se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado, alternativamente, con penas de prisión de 3 a 6 meses o con multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

Por otra parte la conducción de vehículo a motor o ciclomotores con tasas de alcohol superiores a 0'25 mg/l (0'15 mg/l, conductores noveles y profesionales) y hasta 0'60 mg/l, o tras haber consumido drogas o sustancias estupefacientes, lleva aparejada una sanción económica de 500 euros y la pérdida de hasta seis puntos del permiso de conducir.

En los casos de conducción bajo la influencia de alcohol, los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos, o bien se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y previa verificación de que se encuentran en condiciones para ello.

La Guardia Civil reitera su mensaje a aquellos conductores que, de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la DGT, conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que durante todo el año 2014 continuarán intensificándose los controles de alcoholemia y drogas, a cualquier hora del día o de la noche, con la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción de vehículos, para garantizar la seguridad vial en nuestras carreteras.

Dispositivo preventivo en la Romería de Santa Eulalia - Totana, Foto 1

Comenta esta noticia en Facebook

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información