Murcia
Totana Totana.com
el portal de Totana  
Ermita Santa Eulalia de Merida - Iglesia Santiago Apostol
 
de Totana.com  
 
 

Fernando Navarro, totanero, un gran clásico de la fotografía nacional
(A propósito de una Exposición en Murcia)

Por Ginés Rosa

El autor y su obra

Fernando Navarro Ruiz (1867-1944) ha saltado desde el anonimato a un primer plano en el transcurso de los últimos cinco años. En diciembre de 2001, en el número 3 de la revista Cuadernos de La Santa, se publicaba un artículo firmado por Juan Manuel Martínez Pérez sobre apuntes biográficos de este fotógrafo totanero que alternó esta profesión con la de carpintero en la calle San Cristóbal, de su villa natal. En dicho artículo se citaba lo que iba a constituir todo un acontecimiento artístico en el mundo de la fotografía nacional: una de las nietas de Fernando Navarro, Narcisa Navarro, donaba al recién creado Centro Histórico Fotográfico de la Región de Murcia una serie de placas fotográficas de su abuelo que se convertían en una buena parte de sus fondos fundacionales.

En 2002 la entidad Murcia Cultural y el CEHIFORM publicaban el libro Fernando Navarro, 1867-1944, número 1 de su colección “Fotógrafos de la Región de Murcia”, en paralelo con una exposición montada en Totana con las más de 70 fotografías contenidas en este sorprendente libro que iba a ser el detonante de la difusión regional y nacional de un artista y su extraordinaria obra que hasta esos momentos había estado celosamente guardada entre los viejos recuerdos rescatados de la conocida imprenta totanera “Fernando Navarro”, uno de sus hijos y padre de Narcisa.

La impresión causada por la exposición y libro no pudo ser más elocuente. Una impecable estética, exquisito gusto y dominio de la composición y situación de personajes (debida en buena parte a la colaboración de la esposa del fotógrafo, Narcisa Martínez), envuelto en un ambiente mágico que, entre otras consideraciones ante la inmensa calidad de estas fotografías, convierten en universales unas escenas destinadas a no ir más allá de los límites de Totana, y, si me apuran, de los de los hogares donde se movían los personajes.

Hacia 1890 Fernando Navarro abrió un estudio fotográfico en Totana y hasta 1916, en que se documenta su cierre debido al desarrollo de las posibilidades de la fotografía de aficionados, se le puede considerar como un magnífico exponente de la fotografía popular, centrando toda su actividad en lo que denominaríamos documentalismo social de Totana y el retrato fotográfico, terrenos en los que ya se le reconoce como un auténtico maestro.

Citamos su obra más famosa, Retrato de grupo con difunto, realizada en 1900, de enorme difusión en nuestro país, incluso en portadas de libros, que está considerada como una obra monumental con técnicas de composición no ajenas a grandes obras pictóricas sobre el tema de la muerte, que en esta impresionante fotografía llega a confundirse y a armonizar con la misma vida de los personajes de esta obra maestra de la fotografía en blanco y negro, tema que aparece en repetidas ocasiones en la obra de Fernando Navarro.

La exposición “Fernando Navarro: la mujer entre siglos (1896-1916)”

Cuando redacto estas líneas, la sala de Exposiciones del Archivo General de la Región de Murcia, en la capital regional, está a punto de clausurar la magnífica exposición de fotografías de Fernando Navarro “La mujer entre siglos (1896-1916)” que durante un mes ha mostrado a la mujer totanera a lo largo de esta veintena de años que median entre estos dos siglos, bien como personaje individual o en grupos familiares, y que con el fin de darla a conocer a los miles de seguidores de Totana.com se reproduce en parte junto a estas líneas de recuerdo a este gran artista totanero que, sin habérselo propuesto, está llevando el nombre de nuestro pueblo a los ámbitos artísticos nacionales y, a partir de estas reproducciones en este portal, a escala internacional.

Las mujeres que descubrimos en esta exposición –algunos rostros nos llevan a identificar parentescos con personas de hoy- representan una crónica de aquel periodo entre siglos, mucho más elocuente que cualquier documento escrito. Señoras de posición, hijas con distintivos de su condición de primogénitas, familiares, chicas de servicio (“mozas”, según la terminología de Totana), campesinas…, todas ellas mostrándonos el nivel de su posición a través de los sofocantes ropajes, la tez en rostros que siempre aparentan más edad que la cumplida, el fondo de las fotografías con el detalle de la triste sábana –suficiente para ennoblecer y rebajar la tristeza de los escenarios-, la alfombra de primer plano, el tocado y los complementos como elementos de gran distinción.

Por esta extraordinaria exposición pasan muchos personajes femeninos de la época que nos proporcionan una visión de gran valor documental: señoras de casa, jovencitas en edad de pretender, trabajadoras, servicio doméstico en sus diversas graduaciones y uniformes, artistas, niñas de comunión, niñas en el hogar, con unas innegables inquietudes estéticas que recorren, una a una, todas las fotografías, formando, pese a su gran diversidad, una homogeneidad de composición y distribución de personajes, luz, enfoque y escenarios elegidos que hacen de la obra de Fernando Navarro un patrimonio rebosante de coherencia estética, felizmente rescatado del olvido en los albores del siglo XXI, lo que nos abre una puerta a la esperanza de recuperar grandes cosas que han dormido un sueño de décadas en una simple caja de zapatos o en alguna de aquellas cajas de lata que anduvieron en torno a nuestros abuelos, que ya les llegaron desde mucho antes.

Estamos ante un caso de aparición de un gran artista y una gran obra, en este caso a los sesenta y dos años de su muerte y a los noventa de cesar en la actividad que, a lo largo de poco más de tres décadas de trabajar la fotografía, lo convertiría hoy en un referente nacional de la fotografía en blanco y negro en los tiempos espartanos de aquellos estudios prácticamente limitados a un atrezzo consistente en poco más que un par de sillas, un macetero, una alfombra y una sábana. Pero en este caso con un matrimonio tras la cámara desplegando siempre buen gusto y sentido de la equidad estética para cuantos ricos y pobres desfilaban ante el objetivo de la afortunada cámara fotográfica de Fernando Navarro cuyos resultados nos enorgullecemos de ofrecer a los amigos de Totana.com.

Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana Foto antigua Totana

Menú
Mejor Web TOP3

UNE-EN ISO 9001:2000 - ER-0131/2006 Región de Murcia Alamo Networks S.L. © 2001-2017  Todos los derechos reservados

Totana.com es un portal independiente, sin dependencia de organismos oficiales

Webmaster: info@totana.com Publicidad  Política de privacidad  Aviso legal 

 
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información